Educación Pedagogía Waldorf PINTURA Y DIBUJO DE 1º a 8º CURSO ESCOLAR. Material para padres y docentes.

PINTURA Y DIBUJO DE 1º a 8º CURSO ESCOLAR. Material para padres y docentes.

PINTURA Y DIBUJO DE 1º a 8º CURSO ESCOLAR. Material para padres y docentes.
ISBN 9788492843466
No items available
 
34,20
4% IVA incluido
PVP: 36,00 €, Ahorre 1,80 €
5% Dcto
Unidades Out of stock
Editorial Rudolf Steiner
Autor Thomas Wilgruber
Año 2014
Edición Primera
Formato A todo color con solapas
Páginas 382
Medidas 21x23 cm
Traducción Paula Sanchez de Muniaín

Sobre este libro

Este libro se presenta como un medio de trabajo polivalente para los profesores de 1º a 8º año escolar. Muestra de forma detallada cómo enseñar la pintura y el dibujo a los niños en los diferentes años escolares y qué capacidades artísticas pueden desarrollar durante el proceso. La estructura de la clase guía al alumno desde la creación libre y dirigida hasta la exacta representación en perspectiva. Al mismo tiempo, cada año escolar se verá
completado con observaciones sobre las etapas de desarrollo correspondientes y con perfiles de las capacidades adquiridas durante el curso.
280 propuestas de trabajo adaptadas a las edades de los niños aportan al pedagogo numerosas ayudas prácticas y diferentes perspectivas de la didáctica artística.
Más de 800 trabajos de alumnos ilustran las innumerables posibilidades pictóricas. Las cabeceras de diferentes colores facilitan la rápida búsqueda y el manejo de los capítulos. El autor ha desarrollado los aspectos artísticos a partir de las teorías de los primeros vanguardistas evidenciando, con ello, que el arte posee un lenguaje universal, cuya “gramática” son los recursos pictóricos. Thomas Wildgruber los ha enunciado en forma de “reglas del juego” que aportan orientación en el pintar y ayudan a una creación pictórica individual apropiada y satisfactoria. Este libro ofrece también un camino de ejercicios para un aprendizaje autodidacta de adultos a través de los recursos pictóricos.

Comentarios del libro

  • Autor: Vicente García S.
    ¿Qué es lo que cualquier persona pensaría si descubriera que en el colegio donde estudia su hijo, las matemáticas o la gramática se imparten sin método alguno? Seguramente se echaría las manos a la cabeza y exigiría, con razón, que se pusiera ORDEN y una práctica lógica para que los alumnos aprendiesen bien estas asignaturas tan importantes.
    ¿Qué pasaría si en el colegio se impartiera una asignatura como LA PINTURA porque allí los maestros están convencidos de que esa disciplina merece tener un puesto tan importante como cualquier otra asignatura?
    Pues que se impartiría también y se haría con UN MÉTODO o GUÍA, con la intención de conseguir unos fines concretos en el alumnado.
    Concretamente, en las Escuelas Rudolf Steiner-Waldorf, donde se intenta educar así, de manera globalizadora, sabiendo que el Ser humano necesita “Ser educado CON arte” y “Ser educado EN EL arte”, es ésta una premisa para que los alumnos que han sido confiados a este MÉTODO EDUCATIVO evolucionen y se preparen íntegramente para la vida.
    ¿Es NECESARIO un método para despertar en el alumno al mundo del color?
    A esta pregunta, el mismo fin que persigue la Pedagogía Waldorf responde que por supuesto, que, como para cualquier otra facultad, es muy necesario UN MÉTODO. Entonces,
    ¿Existe UNO para hacer que la pintura cumpla el fin que se pretende, o somos capaces los maestros de encontrar NUESTRO método?
    Muchos lo han conseguido por sí solos, experimentando ellos mismos, profundizando en los fenómenos cromáticos, utilizando las leyes de color. Eso es lo que Thomas Wildgruber nos ha demostrado que se puede hacer. Él, no solo ha andado y avanzado en este camino, sino que ha tenido el fascinante impulso de INVESTIGAR, ORDENAR y PLASMAR en este libro “UN método” que, para aquellos maestros que por falta de facultades, falta de tiempo, etc., no nos ha sido posible desarrollar el nuestro propio, estando por tanto convencidos de que SE NECESITA.
    Yo mismo puedo dar fe de que este libro que Thomas Wildgruber nos ha puesto a disposición de TODAS las personas que queremos darle el valor que se merece la pintura en la educación, es una GUÍA válida y eficaz. Tuve la suerte de encontrarme con este tesolo antes de comenzar, como tutor, con mi último grupo de alumnos en el 2010. Con ellos he podido experimentar paso a paso UNA FORMA, UN ORDEN, UNA LÓGICA clara para conseguir en parte aquello que tiene como meta crucial la Pedagogía Waldorf: despertar y hacer florecer el Ser en el Hombre.
: *
: *
: *